Ermita de Ntra. Sra. de la Soledad

A partir 1666 lo que anteriormente fue denominado como Hospital de Nuestra Señora de la Concepción pasa a llamarse Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, virgen muy venerada ya que es patrona y alcaldesa de nuestra localidad.

Las primeras noticias de este hospital nos la facilita un legajo que se conserva en el Archivo Histórico Nacional, se trata del testamento del III Conde de Fuensalida, don Pedro López de Ayala que otorgó el 26 de julio de 1535, dos años antes de morir. Parece ser que el motivo principal para edificarlo está en el hecho de que al construir el palacio cogió parte de otro hospital que había junto a él, y del que sólo quedaba el solar. Tras la muerte del Conde el 26 de marzo de 1537 y carecer de descendencia, el condado pasó a su sobrino de idéntico nombre, que sería el IV Conde de Fuensalida. Pero la viuda doña Francisca de Rivera al parecer se llevó los 9.300 mrs. de las alcabalas de Toledo que había dejado el III Conde para terminar el hospital, quedando paralizadas las obras. El concejo de Fuensalida emprendió pleito contra doña Francisca de Rivera pleito que ganó el Concejo, pero ésta a su vez emprendió otro contra el IV Conde y éste último fue condenado a pagar el valor total de los 9.300 mrs. anuales, acumulados desde el fallecimiento del fundador.

Se calculó en ese momento lo que costaría terminar moderadamente el hospital en 550.000 mrs. lo que ya no sabemos es en que años se hizo la tasación.

A finales del siglo XVIII se demolió la ermita de San Blas, situada cerca de la población, para que con la venta de los materiales se pudiera reparar este hospital.

Cuando la desamortización, el Gobierno dejó la Iglesia escueta y vendió las demás posesiones que tenía. A principios del siglo XX la ruina era inminente y la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad se encargó de recoger fondos para restaurar la capilla, quedando como está actualmente.

Tiene una sola nave, con tribuna a los pies y cabecera recta, cubierta con una cúpula de media naranja sobre pechinas. La cúpula es de gajos muy esbelta y acaba en una linterna.

El techo de la nave es plano, pero los ángulos están redondeados y es en esta zona donde van lo lunetos. El arco triunfal es de medio punto y choca un poco con la plenitud del techo de la nave. La sacristía está situada tras el altar mayor.

Entre 1980 y 1981 se ha restaurado exteriormente. Han aparecido dos grandes arcos de medio punto a ambos lados del presbiterio, que sirven para soportar el gran peso de la cúpula. No hay contrafuertes.

.

Enlaces de Interés

Usted está aquí: Inicio MUNICIPIO Monumentos MUNICIPIO Monumentos Ermita de Ntra. Sra. de la Soledad