Ayuntamiento Municipal

El antiguo ayuntamiento fue derruido a mediados de los años sesenta; de el únicamente se conservan unas columnas y los escudos que flanqueaban su portada. Intentaremos reconstruir su planta originaria aunque el empeño sea muy difícil, porque los cambios sufridos interiormente a lo largo de su historia fueron muchos.

Estaba situado donde el actual, entre la calle que une las dos plazas, la publica y la plazuela del Conde (Glorieta), en donde se levanta su fachada principal. Los materiales son los habituales del mudéjar, ya los hemos visto en diversas ocasiones y no lo repetiremos de nuevo. El concejo se estuvo reuniendo a golpe de campana tañida, durante muchos años, incluso siglos, en una casa junto al hospital del Espíritu Santo, situada frente a la iglesia y a la espalda del palacio, en la calle del mismo nombre que el hospital. Cuando el III conde proyecto hacer el palacio, tomo parte de esa casa con la debida autorización del concejo, y a cambio prometió construir una nueva para esos menesteres en otro sitio del pueblo. El no llego a efectuar lo pactado y no sabemos si sus sucesores lo cumplirían. Lo cierto es que la nueva casa del concejo para los ayuntamientos no se construyo hasta la ultima década del siglo XVI.

El edificio estaba desarrollado en dos plantas, como las restantes casas que hay en torno a la plaza, armonizando con ellas. El piso inferior tenia una habitación pequeña a la derecha, iluminada por una ventana de la fachada principal y el resto formaba una sola nave. Dos columnas en el centro, soportaban el peso de las vigas maestras en que se asentaba el piso superior, se cubría con gruesas vigas sin decoración alguna, y bovedillas de ladrillo entre ellas. Las columnas, labradas en granito, son doricas, con fuste monolítico y liso. Se elevan sobre un plinto cuadrangular. Hoy se hallan colocadas en la entrada del parque municipal. El piso estaba empedrado, como es característico del mudéjar de la región.

La iluminación se obtenía por medio de dos ventanas abiertas en la fachada principal y otras que daban a la calle Real. La escalera, claustral y sin ningún adorno, estuvo situada durante los últimos años en el rincón de la izquierda, aunque es posible que hubiese estado en el lado opuesto.

En el piso principal existía la siguiente distribución; la parte anterior era toda una nave y en la posterior había una sala pequeña a la izquierda. El resto formaba un gran salón, el más importante de todo el edificio, con un estrado, donde se reunían a concejo. La fachada principal era, muy simétrica, tenia en el centro la puerta adintelada de grandes dimensiones, tanto el dintel como las jambas están cada uno de un solo bloque de granito. A los lados de la puerta había dos ventanas rectangulares, protegidas por una reja de hierro forjado muy sencilla. En la parte alta, ocupando el centro, había un balcón corrido, con tres puertas de acceso, protegido por una barandilla, asimismo, de hierro forjado. A los lados, sendos ventanales con antepechos semejantes. El tejado era de dos aguas y, con tejas curvas dispuestas a lomo cerrado.

La fachada lateral solo tenia dos ventanas en un lado, una por cada piso. Se conservaba la carpintería primitiva, puertas y ventanas, e inclusive parte del mobiliario hasta su demolición. La puerta principal era, a imitación de aquella del palacio, muy grande, adornada también con clavos, aquí de hierro en vez de bronce, y con forma de estrella.

.

Enlaces de Interés

Usted está aquí: Inicio MUNICIPIO Monumentos MUNICIPIO Monumentos Ayuntamiento Municipal